Recubrimiento metálico para electroquímica

En Macias Sensors somos expertos en el desarrollo de biosensores. Por eso sabemos que hay aplicaciones que requieren utilizar electrodos tridimensionales en vez de circuitos impresos. Los ejemplos más notables son los biosensores implantables, los cuales suelen estar basados en microagujas, cables y otros formatos que dificultan la serigrafía.

El reto en el desarrollo de biosensores tridimensionales

Los materiales utilizados en electroquímica y que pueden utilizarse en implantes,  tales como el platino, el oro y la plata, son caros. 

Debido a su coste, utilizar electrodos macizos de estos materiales resulta en un coste prohibitivo para los biosensores.

 Por suerte, para realizar medidas electroquímicas no es necesario que estos electrodos tridimensionales esten fabricados en su totalidad con estos metales. Tan solo se necesita su superfície.


El problema con las soluciones actuales

Una posible solución al coste de los materiales electroquímicos es reducir la cantidad de estos materiales a la mínima necesaria. Es decir, a la superfície.

Esto se puede conseguir utilizando, como base, metales más económicos. Debido a sus propiedades mecánicas, la opción más común es el titanio. 

Sin embargo, las soluciones actuales suelen producir recubrimientos porosos que exponen el metal de base. Esto puede provocar problemas de contaminación y passivación del electrodo durante su uso.


La solución: nuestro proceso de recubrimiento metálico endurecido

En Macias Sensors hemos desarrollado un proceso de recubrimiento especialmente diseñado para aplicaciones electroquímicas. 

Gracias a este proceso, podemos obtener recubrimientos más compactos, duros y sin poros. Esto permite que los electrodos recubiertos con nuestro método se puedan utilizar en el desarrollo de sensores electroquímicas sin experimentar problemas de corrosión, pasivación o contaminación por parte del metal de base.


Nuestros servicios de recubrimiento metálico para electrodos tridimensionales

Como respuesta a la demanda popular que hemos recibido por nuestro proceso de recubrimiento metálico, hemos desarrollado varios procesos para su aplicación en electrodos tridimensionales.

Recubrimiento de Platino

El platino es un metal de uso común en electroquímica. Gracias a su alta conductividad y resistencia a la corrosión, este metal se utiliza a menudo como contra-electrodo en procesos electroquímicos industriales como la electrodeposición o la anodización.

En investigación, el platino se utiliza en aplicaciones done se requieren propiedades catalíticas. Un ejemplo serían las pilas de combustible.

En Macias Sensors podemos depositar platino utilizando nuestro proceso de metal endurecido.

Precios desde 270 €/unidad + IVA.


Recubrimiento de oro

El oro es otro metal de uso común en electroquímica. Gracias a su alta conductividad, resistencia a la corrosión, y el hecho de que es electroquímicamente inerte lo hacen ideal para estudiar reacciones de oxidación-reducción.

Tanto en investigación como en dispositivos comerciales, el oro se utiliza en el campo de los biosensores. Además, gracias a su biocompatibilidad, es uno de los materiales más recomendables para desarrollar biosensores implantables y wearables.

En Macias Sensors podemos depositar oro utilizando nuestro proceso de metal endurecido.

Precios desde 250 €/unidad + IVA.


Recubrimiento de plata

La plata se utiliza en electroquímica como electrodo de referencia. Esto es gracias a su potencial de oxidación-reducción estable en un gran rango de pHs.

También ofrecemos este recubrimiento como cloruro de plata, otro electrodo de referencia común en electroquímica. Este recubrimiento está basado en nuestro proceso de deposición de plata con un post-procesado para producir una fina capa de cloruro de plata en la superfície de la plata depositada. 

En Macias Sensors podemos depositar platino utilizando nuestro proceso de metal endurecido.

Precios desde 250 €/unidad + IVA.


Es el proceso escalable?

Sí, nuestro proceso de deposición de metal endurecido es escalable. Los precios mostrados aquí son orientativos y para pocos electrodos. Este suele ser el caso inicialmente, cuando todavía se está trabajando en el desarrollo del dispositivo y la geometría del electrodo.

 Una vez completado el desarrollo del electrodo, el proceso de deposición se optimiza y escala. Esto permite reducir los costes por unidad. Como cada caso es distinto, si estás interesado en conocer cuánto podría costar tu electrodo una vez se llega a la fabricación en massa, contacta con nosotros.